Archivos Mensuales: agosto 2011

Facebook y los que no les gusta ser felicitados en su Cumpleaños!

Para la mayoría de la gente, entrar a Facebook en su cumpleaños significa sentirse como la persona más popular del mundo. Las notificaciones inundan su bandeja de entrada, mensajes nuevos aparecen en el muro con cada actualización y a todo el mundo “le gusta” todo.

Pero hay un grupo de usuarios que casi no usa la red social para celebrar. Algunos se sienten abrumados por la avalancha repetitiva de deseos de “¡Feliz Cumpleaños!” (¿Tengo que responder a cada uno?) mientras que otros sienten que los mensajes son superficiales.

Algunos, como H. Chung So, de 29 años, quieren evitar los cumpleaños de Facebook por completo. Él cambia su fecha de nacimiento en su perfil tan a menudo como algunas personas modifican su estado civil: simplemente para evitar recibir la inevitable ola de felicitaciones.

Este usuario, originario de Arcadia, California, nació el 14 de julio, pero a principios de cada año mueve la fecha a octubre y una vez que su cumpleaños verdadero pasa, lo cambia nuevamente a abril. Así queda fuera del alcance del sistema de notificación de cumpleaños de Facebook.

Antes, cuando había mucho menos de 750 millones de usuarios de Facebook, conseguir una felicitación de cumpleaños era una novedad. Así que H. Chung So, quien se considera una persona privada, nunca ha disfrutado de grandes festejos. Pero a medida que más y más notificaciones de Facebook llenaban su muro cada año, fue demasiado para él.

“La calidad de las felicitaciones significan para mí más que la cantidad, que es lo que ocurre típicamente en Facebook. Las felicitaciones de cumpleaños tienen muy buenas intenciones. Pero si te inundan con ellas, eso sólo diluye el impacto”.

A Lucas O’Neil de Waterford, Massachusetts, no le importa tener demasiados mensajes de cumpleaños en línea. Sin embargo, piensa que Facebook, con su dinámica de concurso de popularidad, alienta a algunas personas a enviar felicitaciones de cumpleaños para guardar las apariencias electrónicas; no porque sean sinceras.

“Sólo queremos ser vistos en estas fiestas virtuales”, dijo O’Neil, de 34 años. “Es como pararse (en una fiesta), y decir: ‘Yo sólo quería felicitarte’, pero requiere de mucho menos esfuerzo”.

Aunque a O’Neil le molestan los mensajes de cumpleaños de personas casi desconocidas, admite que aún existe una especie de satisfacción por ser reconocido ese día. “Yo no podía dejar de pensar: Lo único peor que esto sería si nadie hubiera dicho nada”.

Repartir felicitaciones en la red social se ha convertido en un impulso automático para muchos usuarios, dice Jackie Cohen, editor de AllFacebook.com. Cohen publica al menos un mensaje de cumpleaños al día, dice.

“Encaja en este patrón más grande en los medios sociales y en los blogs: ‘Te rasco la espalda, y tu rascas la mía'”, dice. “Te deseo un feliz cumpleaños y me vas a desear un feliz cumpleaños… Entre más felicitaciones de cumpleaños tengas en tu muro, es más prestigioso”.

No está claro cuántos usuarios de Facebook en realidad cuentan el número de mensajes de cumpleaños que reciben. Pero la investigación ha encontrado una relación entre la actividad de Facebook y los sentimientos de popularidad.

Un estudio reciente publicado en la revista Social Psychological and Personality Science encontró que los adultos tienen casi tanta necesidad de ser populares en Facebook como los adolescentes. Y la gente que desea la aceptación es más propensa a compartir actualizaciones personales y felicitaciones de cumpleaños en los muros de sus amigos, dijo Emily Christofides, autora principal del reporte.

“Si tú eres alguien que ha establecido una configuración de privacidad bastante alta; no indicas la fecha de tu cumpleaños; no publicas lo que está pasando en tu vida, no le estás dando a la gente la oportunidad de comentar sobre esas cosas”, dijo Christofides, una estudiante de doctorado en la Universidad de Guelph, en Ontario, Canadá. “Vas a descubrir que hay menos actividad ocurriendo en tu página, y que en realidad te sientes menos popular, como resultado”.

Es innegable que escribir unas pocas palabras y teclear enter es más fácil que enviar una carta. Pero Cohen cree que la mayoría de los usuarios de Facebook aprecian las felicitaciones de cumpleaños, no importa cuántas alertas potencialmente molestas reciban, incluso si saben que algunos de sus contactos sólo siguen la corriente.

“Facebook libera una sustancia química cerebral llamada oxitocina, que es la misma hormona que liberamos cuando nos abrazan”, dice. “Esta costumbre de felicitar en los cumpleaños encaja perfectamente en eso. Es cálido y agradable”.

Matt Frank, de Chelsea, Massachusetts, ve el calendario de cumpleaños de Facebook como un buen recordatorio y cree que le da una excusa para hablar con la gente con la que no podría mantenerse en contacto por ninguna otra razón.

“Nada me hace más feliz que conseguir 125 mensajes en el muro de Facebook en mi cumpleaños”, dijo Frank, de 29 años. “125 personas, incluso si lo estaban haciendo automáticamente, estaban pensando: ‘Esperamos que Matt tenga un buen día’. Realmente no puedo enojarme con la gente por eso”.

Y como dicen… En gustos se rompen géneros. Por mi parte me gusta ver mi muro lleno de felicitaciones, de familia y amigos que por cuestiones de distancia les es imposible felicitarme en persona o de amigos que están bien apuntados para la fiesta, y tu que prefieres…?

Anuncios